Clasificación

 
SELLOS COLOMBIANOS S.A.S - Fabricación de sellos
 
Los sellos mecánicos se clasifican por el tipo de montaje, sea interno o externo y si son equilibrados (balanceados) o desequilibrados.

Aplicación
Si el anillo primario está montado en el recipiente para el líquido, se denomina sello interno; si está montado en el exterior, se denomina sello externo.
Se prefieren los sellos externos para facilidad de mantenimiento. También permiten aislar las piezas metálicas de los materiales corrosivos. Algunas de sus desventajas son:
  • La fuerza hidráulica tiende a separarlas caras del sello.
  • La lubricación y lavado de las caras están restringidas.
  • Las partículas abrasivas en el líquido se pueden acumular en la abertura anular; después, la fuerza centrífuga las empuja entre las caras y producen desgaste rápido.
 
Para tener mejor funcionamiento se suelen preferirlos sellos internos en los que todo el anillo primario está rodeado por el líquido. Las fuerzas hidráulicas actúan junto con los resortes para mantener el contacto entre las caras. El lavado y la lubricación se pueden diseñar para tener mejor enfriamiento positivo en las caras.

Las fuerzas que actúan en la cara primaria de un sello interno sometido a la presión hidráulica en el estopero pueden producir una condición desequilibrada.

La presión que actúa en la parte posterior del anillo primario empuja las caras del sello entre sí. Con un sello que funciona con alta presión en el estopero, las fuerzas pueden ser excesivas y producir desgaste rápido de las caras del sello. Los fabricantes de estos sellos utilizan la relación presión-velocidad para determinar los límites de presión en los sellos desequilibrados. Por lo general, el empleo de sellos desequilibrados es sólo para presiones de 200 psig (1.380 kPa) en el estopero, según sean el tamaño y velocidad del eje.

La Norma API 610, en su tabla 1 especifica un límite más bajo y conservador. Las fuerzas que actúan en las caras del sello se pueden reducir con el cambio de la relación entre la superficie de cierre y la superficie de la cara. Si se reduce la superficie en la cual actúa la presión pero se mantiene constante la superficie de la cara, se reducirá la fuerza contra ésta. Esto se llama equilibrar el sello. Para llenar la superficie se emplea un reborde en el eje, la camisa o el retén del sello.